Close

45.2 MÁS INFORMACIÓN - COMPRESAS: SEPIOLITA O ARBOCEL?

Nuestras tiendas

Nuestras tiendas

Calle Monturiol, 9, 28906 Getafe, Madrid

45.2 MÁS INFORMACIÓN - COMPRESAS: SEPIOLITA O ARBOCEL?

45.2 MÁS INFORMACIÓN - COMPRESAS: SEPIOLITA O ARBOCEL? No hay productos en esta categoría

Compresas: Sepiolita o Arbocel?  


Cuando nos enfrentamos al problema de desalinizar una pintura mural, un revoque o una mampostería, tenemos que detectar la tipología de sales presentes, a través de un diagnóstico adecuado, para poder proceder a las dos elecciones siguientes: 
    1.   elegir la solución a aplicar (que puede ser incluso sólo agua desmineralizada, o una solución de carbonato de amonio en presencia de sulfatos, u otra más). 
    2.   elegir el mejor material de soporte para la compresa. En un estudio desarrollado por la Politécnica de Milán [1], al que nos remitimos para el detalle del análisis, que aquí nos limitamos a resumir, se han aplicado dos tipologías de compresas sobre varios tipos de superficies, con diferentes resultados. 

Condiciones operativas 
Tipo de compresa: sepiolita + 55% de agua y pulpa de celulosa + 22,5% de agua. 
Tiempo de contacto: hasta el secado (20 días). 
Número de compresas: 2, con análisis realizados tanto después del primero como después del segundo.   

En la tabla más abajo se indican los porcentajes de las sales detectadas en las áreas de muestra, antes y después del tratamiento de desalinización. 

Tipo de superficie Tipo de sales (cantidad) % de sal antes de la compresa  

% de sal después de
compresa 
con sepiolita

% de sal después de 
compresa con 
pulpa de papel 

% de abatimiento 
con sepiolita
 % de abatimiento 
con pulpa de papel
Revoque grueso Magnesio (elevado) 17,4 11,2 13,7  36 41
Revoque con capa pictórica Sulfato (elevado) 3,8  7,9  4,3  43  46 
Acabado en falso marmorio en estuco brillo Magnesio, sulfato y nitrato (elevado) 23,5 10,1 10,2 51 49
Magnesio y nitrato (elevado) 14,0 8,5 5,5 51

49

Magnesio y nitrato (elevado 13,6 5,9 5,9 51 49

Podemos concluir que con estas condiciones operativas y estas tipologías de sales, la sepiolita actúa con mayor eficacia en el marmorino, mientras que en los otros dos casos es la pulpa de papel la más eficiente.   En una profundización posterior se han valorado los porcentajes de absorción sólo de los aniones, es decir la componente que puede generar los principales problemas.  

Tipo de superficie Tipo de sales superficiales (cantidad)  % de abatimiento con sepiolita % de abatimiento con pulpa de pape
Revoque grueso Sulfatos 116 29
Revoque con capa pictórica Sulfatos (elevado) 17 20
Acabado en falso marmorino en estuco brillo Sulfatos y nitratos (elevados) 298 61




Tratándose de valores en porcentaje 
-¿Cómo es posible conseguir valores superiores a 100?-
- Esto es debido a una cantidad de sal extraída superior con respecto a la determinada en la superficie antes de la compresa. En otras palabras, en dos casos las compresas con sepiolita extraen también unas sales presentes por debajo de la superficie y, en el caso del marmorino, incluso en cantidades importantes.   

Un segundo estudio del CNR-ICVBC [2] ha comparado un producto preparado para el uso con una mezcla de sepiolita y pulpa de celulosa. Condiciones operativas 
Tipo de compresa: Westox Cocoon y mezcla de sepiolita y pulpa de celulosa (Arbocel BC 1000) en relación 1:1, con agua desmineralizada como aditivo.
Tiempo de contacto: hasta el secado (20-30 días). 
Número de compresas: 2, con análisis realizados tanto después del primero como después del segundo.   

En la tabla se resumen los resultados relativos a las sales antes y después de las compresas.   

Tipo de superficie
Reducción % después de la 1ª aplicación 

Reducción % después de la 2ª aplicación 
 Westox Cocoon Sepiolita + Arbocel Westox Cocoon  Sepiolita + Arbocel 
-Ladrillos vistos  10,3 12,5 67,0 67,6
-Ladrillos cubierto por revoque de marmorino 30,6 -2,3 64,8 73,6


Este estudio también confirma lo que se lleva observando desde hace tiempo tanto en obras como en diagnósticos: la primera compresa pone en movimiento las sales y las atrae hacia la superficie (así, a veces, empeora la situación); en el caso de la compresa Sepiolita/Arbocel después de la primera compresa se consigue incluso una reducción negativa, es decir que hay más sales que antes. 
Sólo la aplicación de una segunda compresa lleva a una eliminación eficaz de las sales. De hecho, las dos tipologías de compresas se nivelan con la 2ª pasada alrededor de reducciones del 68%. Una valoración ulterior para una elección adecuada se hará siempre de acuerdo con la simplicidad de eliminación del material de la compresa: la sepiolita presenta más dificultades en caso de superficies muy porosas o en las cuales están presentes micro-grietas. De hecho, las partículas, más finas con respecto a las fibras de la celulosa, se pueden quedar atrapadas y requerir una intervención más cuidadosa para su eliminación. En estos casos puede ser necesaria la interposición de un papel japonés, con el correspondiente aumento de los tiempos y de los costes. Una vez más podemos concluir que no existe el material perfecto, sino que tenemos que llevar a cabo siempre una valoración correcta tanto del material a eliminar, como del soporte en el que vamos a trabajar: una simple medición de las sales, entonces, nos puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero, y a optimizar el resultado.

  Bibliografía

  1. Valentini M., Negrotti R., Braggio R., Bramante S., Vicentini R., “Efficacia di due materiali per impacco nella rimozione dei sali solubili dalle superfici murarie”, VII Congresso Nazionale IGIIC “Lo stato dell’arte 7”, Napoli, 8-10 ottobre 2009.
  2. Tiano P., Matteini M., Cianchetti R, Schonhaut G.; “Prove di rimozio